sábado, 9 de mayo de 2015

Enumeración

La enumeración es un recurso muy usado en la lengua de señas.

Cuando nuestro relato incluye a muchas personas, nombrarlas deletreando su nombre una y otra vez puede resultar tedioso y distraer a nuestro receptor haciéndole perder el hilo de nuestro relato. Es por eso que usamos la enumeración.


Ya se ha explicado en este blog, que la letra "d" se usa como ubicación para indicar que la mano dominante se apoya o toca la muñeca de la mano pasiva.

Ahora se agrega lo siguiente:

d1 = significa que la mano activa toca el pulgar de la mano pasiva.

d2 = significa que la mano activa toca el índice de la mano pasiva.

d3 = significa que la mano activa toca el dedo mayor de la mano pasiva.

d4 = significa que la mano activa toca el anular de la mano pasiva.

d5 = significa que la mano activa toca el meñique de la mano pasiva.



primero:    d1óŏι-îδ

segundo:    d2óŏι-îλ

tercero:     d3óŏι-óΞ

cuarto:      d4óŏι-óЩ

quinto:      d5óŏι-óμ

En todas estas palabras la mano dominante presenta la misma configuración, orientación y sentido con el filo de la mano hacia el espectador e inclinada con la palma apuntando hacia el costado y hacia abajo. Lo que camba en la mano dominante es qué dedo de la mano pasiva está tocando.

La mano pasiva, va cambiando. En las dos primeras palabras la punta de los dedos apunta hacia adelante. En las otras tres el filo de la mano apunta hacia adelante.
La configuración de la mano pasiva es: δ  λ  Ξ  Щ  μ
La configuración de la mano dominante es: ι
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada