domingo, 10 de mayo de 2015

modificadores de la ubicación

Ya hemos visto un recurso importante de la lengua de señas como es la enumeración. Otro recurso muy usado es el uso del espacio.

Cuando hay dos lugares, personas u objetos involucrados en el relato los podemos ubicar uno a la derecha y otro a la izquierda. Si son tres, uno se puede ubicar a la derecha, otro en el centro y otro a la izquierda. Si son más, uno podrá estar en el extremo derecho y otro más en el extremo izquierdo.

El sistema Camps permite designar hasta 5 lugares en el espacio mediante los modificadores de ubicación o modificadores espaciales.




Ya hemos mencionado antes la forma de escribir cuando una misma seña se realiza variando la ubicación espacial (réplicas) como una forma de indicar el plural.

Ejemplo:  âνb significa persona. 
Si queremos formar el plural repetiremos la misma seña en diferentes ubicaciones, la forma de representarlo por escrito es «âνb», "personas".

Para indicar que a una seña la haremos a la derecha, escribiremos la seña (o muchas señas) encerrada entre dos comillas angulares apuntando hacia el mismo lugar. 
Ejemplo, ubicaremos a Juan de un lado y a Ana del otro lado:
«JUAN«, »ANA»
 El lector interpretará esto como cuando señamos de un lado y luego con un leve movimiento de hombros señamos del otro lado.
Cuando necesitamos añadir una ubicación todavía más a la derecha o a la izquierda, lo denotaremos así:

««MARTIN«, «JUAN«, MARIA, »ANA», »MARCOS»»

En este ejemplo utilicé nombres deletreados, pero lo mismo es válido para palabras de la lengua de señas:
"ir de casa al trabajo.":
«óŏΨ- «  $*áΨgsâ  »êîΩb°|êîΩ»

 En este caso, la palabra "casa" está hacia el lado de la mano pasiva, mientras que la palabra "trabajo", está del lado de la mano dominante.
Nota: Se puede observar que la palabra "ir" está conjugada de acuerdo al espacio de los puntos de partida y llegada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario